viernes, 28 de septiembre de 2007

La Fiesta del Chivo

Basado en la novela homónima de Mario Vargas Llosa, esta en las carteleras del país la historia (parte ficción, gran parte verdad) del dictador que gobernó República Dominicana durante 1930 a 1961, Rafael Leonidas Trujillo, de "derecha".

Pero antes veamos las coincidencias entre los dictadores de izquierda y los de derecha; para mi son lo mismo, totalitarismos, dictaduras y nada más:

- La admiración casi religiosa de sus pueblos. Es simpático ver en una escena de la película alumbrando una calle luces que dicen "Dios y Trujillo". O las escenas del multitudinario sepelio donde la gente llora la muerte del dictador.

- Megalomanía, cambiar el nombre de Santo Domingo por Cuidad Trujillo. Creerse el elegido y único capaz de liderar el país, es clásico de todo dictador.

- El abuso absoluto del poder. El autoritarismo en su máxima expresión, la frase que lo resume todo y que también sale en la película "El que no esta conmigo, esta en contra de mí". Suena familiar no.

- La manera casi imperceptible de como un allegado al régimen se convierte en un traidor a la patria. Al menor indicio será enviado al paredón o a la cárcel por disidente.

- Las dinastías de sucesión (Como los Castro en Cuba, Kim II Sung y Kim Jong Il en Corea del Norte). En este caso como era de esperase al morir el "jefe" su hijo tomó las riendas.

- Los privilegios para la familia del tirano y sus mas allegados colaboradores y la recompensa monetaria por haber "salvado" a la patria. Las fortunas de Trujillo, Pinochet, Franco y Castro en propiedades y cuentas bancarias en el exterior son el vivo reflejo de aquello.

- El mercantilismo en este caso, el estatismo absoluto si fuera de izquierda. Pero en fin es la libre disponibilidad del dinero del pueblo para hacer lo que se le venga en gana. En la película se lo retrata cuando el "jefe" le entrega la construcción de una carretera al hermano de un piloto asesinado por ordenes suyas para calmarlo.

- El partido único y el silenciamiento a la oposición. Ya sea mediante "accidentes", cárcel o exilio.

- La desconfianza hacia el vecino. La división marcada de las familias y del pueblo en general; y el fastidioso lugar en la historia que será venerado por muchos y odiado por otros para desgracia de las generaciones venideras.

Lo más interesante es que el "jefe" termina siendo asesinado no por algún socialista valiente, sino por gente con el sentido común alerta a los peligros del totalitarismo. Verdaderos héroes por acabar con este tirano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails

Buscador Libertario